María Padilha Das Almas

Esta hermosa entidad encarnó en el Antiguo Egipto en la Dinastía de Cleopatra, algunos dicen que fue la mismísima fogosa amante de Marco Antonio, Emperador Romano. Lo que sí se sabe es que ella fue una emperatríz de Egipto, siendo su carácter de Reina sobre los Reyes y Reinas.
Toda esta sensualidad y poder, no quedarían para siempre en esa hermosa figura, amante fogosa, deseada por los más importantes hombres de la época, encarnaría más tarde en Francia, el la época de los Luises. Ella María Padilha, formó parte del séquito que acompañó a uno de los Luises, siendo una sensacional cortesana, miembro de la corte del rey, donde los desenfrenos sexuales estaban a la orden del día, y formaban parte de las diversiones de la nobleza de la época. En esta encarnación, fue develado, tuvo el nombre de María Padí (o las deformaciones María Padú, o María Padillé).
Era una vibrante y apasionada mujer que al desencarnar pasó a formar parte del Reino de Exu, en donde ocupa en lugar de Reina, siendo desde entonces Pomba Gira. La Reina de las Pombas Giras.
0 Responses

Publicar un comentario en la entrada


  • Seguidores

    Archivo del blog