Tranca-Rua Das Almas

Según se conoce, una de las historias de este singular Exú, comienza hace varios miles de años, en la época de los faraones de ntiguo Egipto. Por aquella época el conocido actualmente por Exú Tranca-Rua fue un sacerdote de una secta, allí realizó todo tipo de experimentos en favor de los que Él creía que eran Dios, los faraones. Para el todo era justificado con tal de lograr una aporte a la "ciencia" que ayudaba a los faraones del Imperio Egipto.

Desde siempre Tranca-Rua fue un investigador y alquimista, poseía ina inteligencia muy interesante, vale aclarar que todavía la conserva. Sus preocupaciones eran acrecentar la magia de los faraones; sus investigaciones siempre estuvieron orientadas a la búsqueda de las energías humanas y espirituales que había en la tierra.

Luego de esa encarnación Tranca-Rua tuvo varias más. En todas estuvo presente la búsqueda de conocimientos, la magia. Llegó a descubrir el arte de la momificación, haciendo que el cuerpo humano sea incorruptible ante el paso del tiempo. Transmitió para sí mismo, entre encarnación y encarnación conocimientos que aún hoy no se pueden descifrar, placas de sarcófagos con las fórmulas mágicas que dejaba cuando desencarnaba, para luego volver a tomar esas fórmulas y mejorarlas.

Otra de las encarnaciones de este maravilloso Exú, fue en Francia, en donde fue un gran médico que hizo importantes descubrimietos en el área de la medicina, creando sueros y vacunas que ayudaron a la humanidad. Este tipo de encarnación llego luego que Él se diera cuenta que el camino utilizado milenios atrás era equivocado, lamentándose de sólo querer satisfacer su propio ego y el del faraón de turno. Cumplió en este plano, antes de ser médico, con una encarnación en donde Él fue presa de los abusos de sus jefes. Trabajó en una mina de carbón, tuvo que estar sumergido en las entrañas de la tierra, trabajando de "sol a sol" para darle un plato de comida a su familia. Al mismo tiempo que trabajaba en la mina, se daba tiempo para ir por las noches de madrugada a la floresta o al bosque a recoger hojas y yuyos para ayudar a curar a las personas dolientes y enfermas que no podían asistír a un médico. Hoy sigue investigando y apoyando a todos aquellos investigadores en la búsqueda de una enfermedad grave que es el cáncer, aplicando sus conociemientos de ciencia y de magia.

Etiquetas: edit post
0 Responses

Publicar un comentario en la entrada


  • Seguidores

    Archivo del blog